Bienvenidos a este vuesto blog.

viernes, 29 de marzo de 2013

Reseña: PECADORES-DESAFÍO Olivia Cunning

Sinopsis:

Al cantante de Sinner, Sed, se le rompió el corazón cuando Jessica le dejó para ir en pos de sus sueños, así que cuando ella regresa a su vida, no está seguro de estar preparado. Cuando ella le convence de mantener una provechosa relación con derecho a roce, las cosas parecen marchar bien, hasta que una de sus fans los graba en una explícita demostración de afecto y lo publica en Internet. ¿Podrá Jessica volver a confiar en Sed? Y ¿se habrá convertido Sed en el hombre de los sueños de Jessica o solo está haciendo un papel para conseguir lo que quiere?


Vaya por delante mi falta de objetividad cuando leo novelas de este tipo ya que la erótica explícita me encanta y más aún combinada con música cañera, nada de baladitas moñas.
Bien, aclarado este punto hablemos de Sed, el protagonista, ese chicarrón con vozarrón impresionante que se tira a todo lo que se menea y no de en una en una precisamente. En la primera entrega de esta serie (espero que no se pare aquí) ya le conocimos y ahora le vamos a conocer mucho mejor.
Tiene apecto de chico duro pero encierra a un osito mimosín y hace lo que hace porque, además de poder, se desfoga con multitud de chicas con la idea de olvidar a una que le dio puerta.
¿Eso le justifica?
Pues me trae sin cuidado el tío se lo monta como quiere hasta que por una de esas casualidades se encuentra con la mujer que le dio calabazas, pero lejos de hacerlo en una situación digamos que "normal".
A Jessica no le ha quedado más remedio que aceptar un trabajo poco recomendable, no obstante lo necesita lo que no necesita es que un tipo con complejo de salvador la saque en bolas y a rastras montando un buen pifostio en el local donde actúa.
A pesar del tiempo transcurrido ninguno de los dos puede evitar, nada más estar a solas, recordar lo que han intentador obviar, cada uno a su manera y claro si encima ves a hombre que no has olvidado a punto de montárselo con tres pavas... no te queda otra que sacarlas de los pelos y ocuparte tú del asunto
A partir de aquí comienza un maratón sexual de agárrateque vienen curvas, sin complejos, sin ahorrar posturas, sin ahorrar descripciones... un no parar.

Junto con el desenfreno, el sexo a todas horas, se mezcla, cómo no, las andanzas del grupo, el resto de los componentes enredando alrededor de la pareja protagonista, incluyendo a los tortolitos del primer libro.
Puede que a muchos les choque la visión que tienen estos tipos de la intimidad, pues se lo montan los unos delante de los otros sin ningún tipo de pudor, sin embargo de esa falta de pudor surgen situaciones de lo más divertidad, eso sí, cada uno sabe cuál es su sitio.

Evidentemente queda claro que me ha gustado y que espero que pronto tengamos los siguientes, ya que se agradece leer a una autora que habla sin tapujos de sexo, no utiliza eufemismos y le añade bastante morbo a sus escenas más calientes.
Pero no todo es darle al folleteo y tras el arrebato pasional sudoroso surgen los momentos en los que afloran los sentimientos, las dudas y cada uno de los implicados tiene que aprender a ceder y a entender al otro, sus debilidades, su caracter y a combinar personalidades diferentes.

Ahora sólo nos queda esperar que será de los tres componentes que quedan libres, Jace, Trey y Eric. A cada cuál más interesante.




3 comentarios:

  1. Hola Noe!!

    Soy Jessi, otro libro que me tendré que leer por todo lo que dices, música cañera, sexo jeje. De todas formas primero va el tuyo. Me he terminado ahora el de Chus Nevado y el siguiente será el tuyo (30 Noches con Olivia), pero tengo mil pendientessssss!!

    Un besazo guapa, te sigo.
    Jessica Lozano

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA Noe eres de las mias, yo tambien lo he leido (los dos) y estoy deseando mas de esta autora... y como no mas de tus libros. Besitos Sexys

    ResponderEliminar
  3. ME lo he leido esta semana santa y me ha encantado!!!!!

    ResponderEliminar

Si quieres dejar un comentario, por mí genial. Pero sin insultos, sin spam ni nada que pueda ofender.
Muchas gracias.