Bienvenidos a este vuesto blog.

miércoles, 16 de mayo de 2012

EL PELIGRO DE LAS RESEÑAS (II)

Nunca pensé que un tema como este diera tanto de sí y que tantas personas iban a dejar su opinión (ante todo mil gracias por ello y por demostrar que se puede tener disparidad de opiniones, ser correcta y entrablar un diálogo fluido)
Tampoco pensé que podía suscitar tanto interés, pero lo cierto es que (y que nadie me felicite por ello, porque no es mérito mío) este tema circula por ahí y no he hecho otra cosa que juntar opiniones varidas en una entrada de mi blog.
Está claro que es un asunto que puede levantar ampollas y que quizás esté tirando piedras contra mi propio tejado, pero del mismo modo creo que es bueno poder expresar lo que una piensa.
Y, ahora, tirando de campaña publicitaria ajena, diré que esta es la república independiente de mi blog y, por tanto, escribo lo que quiero. (Perdón por la broma)
Algunas exageradas dicen que he sido valiente, pues no es para tanto, ya que entonces, aplicando la misma lógica, todas las que habéis hecho un comentario sois tan valientes como yo.

Lo que sí me ha encantado es que quienes dejan su comentario han dado muchos más puntos de vista de los que en principio yo había planteado, enriqueciendo así el debate.

La conclusión a la que creo que todas hemos llegado es que hay de todo, blogs interesados en seguir recibiendo ejemplares gratis (sin importarles la objetividad) blogs que se arriesgan a peder esa fuente de suministro siendo objetivos y blogs que se costean sus libros para, por la simple razón de compartir, dar su opinión.

Cierto es que con el tiempo vas simpatizando más o menos con la gente y surgen afinidades, por lo que sus reseñas pueden guiarte, aunque siempre la última palabra la tiene quien va a la librería y compra un libro.

Por eso creo que nos beneficia a todos un poco de objetividad, tanto a los escritores (no queremos falsas alabanzas, eso es pan para hoy y hambre para mañana, ya que la gente no es tonta) y a los lectores para poder decidir, entre tanta oferta, en qué gastar sus eurillos sin luego llevarse una sorpresa desagradable.

martes, 15 de mayo de 2012

EL PELIGRO DE LAS RESEÑAS.

Hoy, de nuevo, me he parado a pensar y, como casi siempre, luego me da por escribir. De ahí que surgan estos artículos de opinión.
Para empezar diré que es un tema de lo más espinoso, pues me voy a meter en un jardín con demasiadas espinas, aunque intentaré salir de él sin demasiados daños.
Quizás también sea un suicidio el hablar de un tema así, pues estoy en ambos bandos: escribo (o al menos lo intento) reseñas de lo que leo (ver índice actual) y además tengo publicadas dos novelas, (y espero publicar alguna más) es decir me enfrento a lo que puedan opinar de mi obra.
Desde la perspectiva de escritora (creo que a veces no me lo creo todavía) no siempre es fácil leer opiniones sobre tu novela, pero hay que saber aceptarlas (lo que nunca aceptaré son insultos o descalificaciones) e intentar sacar la parte positiva, aún cuando es una crítica negativa, pues te puede ayudar a ver fallos que pasaste por alto. Otras veces simplemente te das cuenta de que no llueve a gusto de todos y punto.
Pero desde la óptica de lectora, ¿hasta que punto son fiables las opiniones que leemos de un libro publicado? ¿hasta dónde son reales? ¿pueden estar influenciadas por quienes facilitan ejemplares gratuítos? ¿Existen intereses económicos? ¿Puede una mala crítica estropear un buen libro y hacer que sea un fracaso? ¿Una autora, con malas reseñas, podrá publicar de nuevo?
(Ya estoy de lleno en el jardín de las espinas)
Muchas veces he leído opiniones sobre una novela elevándola a la categoría de obra maestra, o incluso ser la ganadora de un concurso, o que un montón de gente la recomienda y guiada por ello comprarla para después quedarme a cuadros de lo aburrida que era (para mí)
En muchas ocasiones me da por pensar mal y no sé si acertaré, pero creo que, si un lector, tiene criterio propio, no debe dejarse llevar siempre por lo que opinen otros.
Está claro que si he leído un par de libros de un mismo autor y no consigo pillarle el punto voy a desistir, por mucho que me vengan con la etiqueta de indispensable.
En este caso, el daño es mínimo, pues únicamente tendrás que conformarte con tener un libro que no volverás a tocar jamás.
Evidentemente la edición de libros es un negocio (no creo que se haya formado editores sin fronteras) y se trata de vender aunque para ello se de más importancia de la que tiene un libro.
Eso sí, lo que no admito es que para promocionar a un autor de desprestigie a otro, y, desafortunadamente esos casos se dan.

¿Pero qué pasa cuando es al contrario?
Este asunto sí me parece peligroso, pues si alguien pone a parir una novela muchos potenciales lectores directamente la descartarán, especialmente cuando la oferta es tan amplia y el bolsillo tan exiguo.
De ahí que me plantee este asunto.
Cada día salen al mercado innumerables títulos y si bien cada uno tiene sus autores preferidos (yo, por mucho que digan tengo una lista de incuestionables y siempre voy a comprar sus novelas)  puede que de vez en cuando decida probar con desconocidos, pero claro, si has leído una reseña que deja a la novela a la altura del betún ¿Vas a gastarte los eurillos en ella?

Por eso de un tiempo a esa parte he decido dos cosas:

Primera, no hacer reseñas de libros que me hayan parecido infumables, lo reservo para mi ámbito privado y así dejo que cada cual decida por sí mismo.

Y, segundo, no leer reseñas sobre novelas de autores nuevos y, o bien dejar pasar ese libro, o bien comprármelo y arriesgarme.

lunes, 14 de mayo de 2012

JINETE INMORTAL - LARISSA IONE

Sinopsis:
La bella, poderosa e inmortal Limos mantiene una encarnizada lucha con su destino, pues ha sido marcada como la compañera del mismísimo Satanás, un ser celoso que la quiere toda para sí mismo. La única forma que tiene esta Jinete del Apocalipsis de mantenerse a salvo —tanto ella como a la humanidad— es guardando las distancias. Pero ni siquiera una hembra como ella puede protegerse de sus propios secretos... o resistirse al seductor atractivo de un valeroso humano.

Arik Wagner sabe mejor que nadie lo que significa el dicho de que «el amor duele», pero nunca se imaginó que por robarle un beso a Limos se metería de lleno en el Infierno. Literalmente hablando. Para sobrevivir a las torturas a las que le someterán los demonios tendrá que hacer uso de toda su disciplina militar. Pero una vez que regrese a la superficie, se dará cuenta de que la agonía sólo acaba de empezar.

Con el Apocalipsis cerniéndose sobre nuestro mundo y Satanás demandando a su compañera, ¿podrán Arik y Limos sucumbir al ardiente deseo que los consume? ¿O será su pasión la que desate el Infierno en la Tierra?


Éste es el segundo volumen de la saga y sólo puedo decir: ¡madre mía cómo se están poniendo las cosas!
Para quienes hemos leído el primero (Jinete eterno) sabemos la clase de cacao que se puede preparar con estos cuatro jinetes del apocalipsis, así que no me extraña que estén todo el santo día preocupados de que no se rompa su sello o de que su agimortus (lo que desencadena la ruptura) no caiga en manos equivocadas.
El primer sello ya está roto (ocurrió en el anterior libro) así que hay que tener un cuidadín extremo porque si se rompen dos caen los cuatro.
Puede que sean libros independientes pero de ninguna manera deben leerse desordenados o saltarse alguno, porque te pierdes enseguida.

Centrándonos en la historia de Jinete Inmortal sólo diré que vaya pedazo de historieta.
La protagonista, Limos (Li para los amigos) es una jinete, Hambre en caso de ganar el mal. Se agradece que el no sólo los machotes tengas esas cualidades de guerreros, luchadores y demás, Limos es una fiera, pelea bien y aunque pueda parecer que tiene momentos tontos, sobretodo con Arik, eso no rebaja su calificación, ¿por qué iba a hacerlo? cuando ellos, fieros, inmisericordes, implacables, se ponen mimosones no pensamos que sus hormonas van a dejarles como gatitos juguetones. Pues este es el caso de Li, es una mujer, tiene momentos tontorrones pero si hay que sacudir, se sacude y mata como la que más. (Me ha encantado)
Ya vimos por donde iban los tiros en el primer libro, así que nadie puede tocarla, porque es la novieta de Satanás (sí, ese con cuernos, el rey de los diablos) Pues mira por dónde va Arik, un simple humano y la besuquea y ¡Zas! se desata el infierno.
No os detallaré con los detalles de su escapada (puede parecer un spoirler, pero no lo es porque si no se escapa ¿Cómo acabamos el libro?) y entonces comienza la acción: porque Limos (ahora más centrada) cometió varias estupideces en su juventud que han traído cola, el primer jinete que ha roto su sello, Peste, cada vez es más hijo de puta y enreda, mata y engaña en cuanto puede, los demonios (aquí me quito el sombrero ante la autora porque tiene bichos para todo, si hace falta un demonio para exprimirle la médula se inventa uno, si hay falta otro para barrer el suelo, se inventa, si es necesario uno que haga de lagarto, pues ale, inventado) cada uno en su bando o en su especie, la Égida también mete baza y aquí... ¡Se abre todo un mundo de posibilidades con la trama secundaria! Joer, es tan buena o mejor que la principal e implica al jinete que por ahora permanecía en segunto plano: Thanatos (o Muerte en casos extremos) así que sólo piensas en pillar por banda el siguiente de la serie y saber qué va a pasar porque Than tiene miga, mucha miga.

Como es de esperar aparecen personajes a los que tenemos controlados (bueno, alguno no porque alguien ha decidido saltarse el 4º y y el 5º de la serie demoníaca) pero bueno, conseguimos captar la idea, así que todos en conjunto se preparan para uno de esos combates antológicos en los que puede pasar de todo.

La historia entre Limos y Arik está llena de mentiras, secretos, cinturones de castidad (buenísima esa parte), sufrimiento y por supuesto deseo, por lo que ambos tendrán que aprender a convivir con el pasado del otro.

Un libro que lo recomiendo, eso sí, leed antes Jinete Eterno, aunque si llego a saberlo me hubiera esperado a tener el tercero porque me va a matar el ansia, la historia de Thanatos tiene que ser la repanocha.


viernes, 4 de mayo de 2012

La etiqueta "Romántica"

No hace mucho me dio por escribir sobre la erótica, así que ahora, parafraseándome voy a intentarlo con la etiqueta romántica.
El motivo principal de esta parrafada es que hace unos días escuché una entrevista de una autora "superventas" (publicitando el libro de cara al día de la madre) en la radio hablando de su libro y cuando el periodista le pregunta por la historia de amor que se desarrolla en la novela esa autora se apresura a aclarar "pero no es romántica" en un tono claramente despectivo, como si puera un delito o como si denigrara su obra.
Y claro, una se solivianta.

Pero, dejando al margen a quienes se empeñan en rebajar una novela a la categoría (sin conseguirlo, por supuesto) de basura, yo le he dado una vuelta más de tuerca.
Y quiero ponerme desde el otro lado, es decir: las novelas que nos venden como románticas y que no lo son.
(Es que no merece la pena seguir justificando ante gente que tiene unas cartolas delante de sus narices)
Me refiero a las novelas que meten en el saco de románticas y que, como buena seguidora, te compras, te lees y te quedas a cuadros porque los protagonistas ni se acercan el uno al otro. Puede que haya insinuaciones, miraditas, alguna frase perdida... pero ni rastro de amoríos, y claro, mucho menos de FCF.

Esas novelas puede que tengan un 10 en ambientación histórica (y se nota, porque narra detalles que merecen valorarse), un 10 en investigación (también se nota, pero que quizás no eran tan necesarios), un 10 en calidad literaria (no se hace pesada su lectura pero esperabas otra cosa), un 10 en argumento (no tienen por qué ser malas novelas)  y otro 10 en publicidad (envidiable), pero pinchan como novelas románticas en el capítulo 1. Y les das una oportunidad, sigues adelante y a mitad del libro sabes que te han vuelto a meter un gol. Cómo también sabes que no puedes reprochar nada a la obra desde un punto de vista de calidad literaria, pero claro, tus espectativas estaban puestas en otro punto de mira y de ahí la decepción.

Y claro, aquí vengo yo con el quid de la cuestión:
¿Qué debe tener una novela para etiquetarla como romántica?
La respuesta puede parecer de perogrullo: romance.
Parece fácil, ¿verdad? pues parece no serlo, a juzgar por los goles que nos meten en algunas colecciones.

Si la trama principal es absorbida, ninguneada o eclipsada por cualquier otra, entonces no es romántica. Y pasa muchas veces, especialmente en las históricas donde las descripciones de la época, los usos y costumbres o algún conflicto político ahogan a los personajes principales. Quizás (esto es una opinión personal) menos detalles de la vida en un palacio y más diálogo entre los actores ayudarían. O, en el caso de las de investigación, no es necesario (otra vez una opinión 100% personal) montarse un episodio de CSI para dar caché a la novela.

Todas sabemos que no se puede sustentar una historia a base de suspiros, miradas y palabritas moñas; necesitamos algo, ese ingrediente que de el toque final, y aquí podemos elegir el que más nos guste: investigación, suspense, historia, erotismo, humor, bichos del inframundo, vampiros y demás seres paranormales... da igual, siempre y cuando la pareja protagonista y su relación ocupe la mayor parte de la novela, (sin abusar tampoco porque no se puede leer una una historia en la que los dos pánfilos se dediquen a mirarse y babear)

Si ya tenemos una historia atractiva, unos protas entre los que hay química, una narración fluida (nada de inagotables descripciones de cómo caen las hojas de los árboles) y además tenemos la suerte de contar con una portada decente pues sólo le faltaría un poco de FCF para que podamos disfrutar con su lectura.

Mi propuesta es bien sencilla, si la obra es histórica, la autora ha currado, investigado, documentado  y demás ¿por qué no se la catalogamos como lo que es, una novela histórica cojonuda?
En el caso de las de suspense, crímenes y demás ¿Por qué no las ponemos en la estantería de novela de intriga?

Así evitaríamos decepciones, repito, no por la calidad literaria de la obra, sino por la etiqueta que lleva.

jueves, 3 de mayo de 2012

SOMBRAS DE SOSPECHA - Pamela Clare.

Sinopsis :
El día en que la periodista de origen Navajo Katherine James conoce a Gabriel Rossiter la tierra se sacudió, literalmente, bajo sus pies. Katherine casi había muerto en un desprendimiento de rocas cuando aquel alto guardabosques le salva la vida. Aunque no es capaz de olvidarlo cree que no volverá a verlo, y se siente desolada cuando le reconoce entre los agentes de la ley que interrumpen una ceremonia y les arrojan a ella a y sus amigos de Mesa Butte, tierra que consideran sagrada.
Gabe juró hace mucho que jamás volvería a perder la cabeza por una mujer, ni siquiera por una de largo y negro cabello y ojos que parecen traspasarle el alma. Pero desde el primer momento en que ve a Kat, la atracción que siente por ella es innegable. Horrorizado por aquello que le han ordenado llevar a cabo, está decidido a llegar al fondo de los sucesos acaecidos en Mesa Butte y a mantener a salvo a Kat.
Pero hacer preguntas puede ser casi tan peligro como arriesgar su corazón. Y la búsqueda de la verdad, así como la pasión que arden entre Kat y Gabe, no tardará en convertirlos en el blanco de aquellos dispuestos ha hacer cualquier cosa, incluso matar, para echar a los nativos americanos de su tierra sagrada.

Antes de nada me gustaría felicitar a la mente pensante que decidió rescatar del olvido a esta autora y su serie I-Team. (puede parecer peloteo, pero me da igual, mientras funcione y nos editen títulos como este estaré encantada y espero que otros se apliquen el cuento)

Este es el 4ª libro de la serie I-Team y como todo el mundo habla tan bien de él podría llegar a pensar que exagerean; pero claro, yo he leído los tres anteriores y si bien mi favorito sigue siendo el 2ª (Evidencia) y sé que a veces una autora explota una saga hasta agotar la gallina de los huevos de oro, este no es el caso. Por varias razones, la primera porque, como dentro de cualquier serie se puede leer de forma independiente pero las referencias a libros anteriores pierden su sentido si no has tenido la suerte de leerlos. Pero la razón por la que disfrutar con SOMBRAS DE SOSPECHA,  es porque la autora ha sabido equilibrar la investigación con la relación amorosa al 50%, cosa que en otras historia no ocurren, desequilibrando la balanza. A veces tanto malo pululando, tantos datos y tanto CSI eclipsan el rollete de los protas. O viceversa, están todo el día embobados el uno con el otro que no investigan ná de ná.

Él, Gabe, me ha encantado, es un oso amoroso encubierto, protector, detallista y aunque se parezca a San Pedro (niega todo más de tres veces) al final tiene que rendirse a la evidencia. Lo que te puedes divertir con sus pensamientos autoconvénciéndose de que debe separarse de ella. O de que está pensando con la parte que no debe. ¡Mundial!

Ella es un poco más tímida, sus creencias, (y aquí hago un inciso para que mi lado rebelde feminista salga a la luz) , la cultura navajo (que a priori ni de lejos se parecen a la nuestra) tienen muchos puntos en común sobre tabúes sexuales (aquí Gabe acierta de pleno "investigando) en los que, como siempre, la mujer sale perdiendo.

Gabe, con paciencia, irá despertando en ella ciertos anhelos que hasta el momento jamás había sentido, aunque quiere seguir fiel a sus tradiciones y así se lo hace saber. Evidentemente Gabe alucina en colores, pero respeta su decisión.
Pero como no están solos en el mundo empiezan a ocurrir "accidentes" sospechosos, ella se pone manos a la obra y decide tirar de la manta y claro, los malos se cabrean, no hay nada más molesto que una periodista entrometida.
 ¿Dónde la lleva un guardabosques macizorro (con esquís de serie) para protegerla?

Y hasta aquí puedo contar.

Decir que me ha gustado es quedarme muy corta, es uno de esos libros en los que tus espectativas, que ya eran altas, se ven superadas.
La historia es coherente y equilibrada.
El únco punto negativo es una escena íntima, Hummm, cargada de tópicos que no me gusta. No puedo especificar ya que jorobo la historia.